The WinDs

La esperanza es el sueño de un hombre despierto

Analizando la Segunda Vuelta y Debate: Entrevista

Posted by vientos en mayo 8, 2006

Interesante entrevista publicada en La Primera al español ARMANDO MORENO, psicologo de profesion y el gestor para que Fujimori no pierda las elecciones frente a Mario Vargas Llosa en el año 1990 (Él fue quien lo preparo para el debate).

El candidato presidencial Alan García tiene a su favor el manejo abrumador de la oratoria, ¿qué debe hacer Ollanta Humala para que su contendor político del APRA no lo haga papilla en el debate?
–Reconozco que Alan García es el mejor político que tiene el Perú. Tiene mayor habilidad para los giros estructurales en la frase, tiene un dominio maestro de la oratoria. Pero García ha sufrido un cambio en estos últimos días: ahora está más altanero, se siente ganador y hasta cambió el polo por el terno negro…

–¿Al poner tantos peros y condiciones dilatorias para el debate, Humala no está trasmitiendo una imagen de miedoso?
–No, porque está midiendo las circunstancias que se le están presentado. Ese fenómeno también lo hizo Alberto Fujimori con Mario Vargas Llosa en 1990, es decir, poner pequeñas piedrecillas para ver cómo se mueve su rival y después moverse él…

–Para los apristas, un debate entre García y Humala es como un debate entre un elefante y un mosquito, ¿usted lo percibe así?
–Humala no es como la gente cree: no es un tipo loco, es inteligente. Claro que tiene un defecto fatal: si lo presionan mucho se pone nervioso y se enreda en la palabra. Si a Humala se le entrena para el debate y se le maneja para estilos y respuestas puede dar una sorpresa…

–¿En qué se basa el éxito electoral del candidato presidencial de UPP?
–En que Ollanta Humala no pide, no exige, no hace grandes ofertas. El mensaje de Humala es el sentimiento de identidad. Una cosa es ser nacionalista y otra cosa que él diga: “tú eres, tú vales”. La clave del éxito de su campaña es el mensaje social, es el único candidato que le ha dado micrófono a la gente de abajo. Ése es un jale extraordinario desde el punto de vista emocional, porque ha creado en la ciudadanía un valor: “yo soy, ésta es mi tierra”…

–¿Pero no inspira desconfianza cuando evade acusaciones en su contra con risas sarcásticas?, ¿o cuando frunce el ceño si se le pregunta sobre temas que no le convienen electoralmente?
–Es sólo producto de los nervios. Hay que tener en cuenta que su partido está llevando la agenda política. ¿Quién dijo que los congresistas no deben ir a la reelección? Fue Humala y luego Lourdes Flores tuvo que limpiar su lista. Mira, el 30% que Ollanta obtuvo en las urnas no se lo cambia ni Dios, es inamovible, porque es una aspirina que la gente ya tiene en la sangre…

–Entonces, ¿qué debe hacer Humala para imponerse en una confrontación de ideas con García?, ¿decirle: “ladrón de cuatro esquinas”, y ya?
–Alan García arrastra un pasado. Su crisis está en la historia…

–Recodarle a Alan García lo malo que fue su gobierno le resbala, porque todo el mundo se lo ha dicho y Humala no será ni el primero ni el último…
–Pero históricamente, desde el punto de vista de acumulación de información trasmitida a la gente, su historia lo traiciona. Acuérdate que la última vez Alan no llegó a la cumbre porque Olivera le sacó su pasado cada cinco minutos…

–Olivera hizo lo mismo ahora y fue a parar directo al cementerio político…
–Es que son otras circunstancias. Esta vez, a Alan García lo que le ha valido es el malísimo manejo de campaña de Lourdes Flores, sino no sale, no entra a la segunda vuelta. Su mensaje de ocho horas de trabajo y el no a las services no llega, no funciona. La derecha a él le hizo un favor, porque no fueron capaces de convencer a la clase política media baja.

–¿Usted cree que a sus 57 años, Alan García ya dejó de ser el mismo hombre temperamental y alocado que llegó a Palacio de Gobierno en 1985?
–Mire, yo admiro el estilo de García. Es una persona magistral, pero hay cosas que son inevitables: las verdaderas personalidades reflotan y salen a relucir. Para que García revierta su pasado tiene que proponer cosas muy fuertes para el futuro del Perú. Ahora le da seguridad saber que los votos de Lourdes Flores irán hacia él, pero debe tener en cuenta que las mayorías no están arriba, sino abajo…

–¿Le pareció ridículo ver a García bailar reggaetón?
–No se vio ridículo, se vio inmenso. Lo que ocurre es que ya no tiene el físico de antes. Ahora tiene la barriga creciente y la imagen es distinta. Algo que no se ha dicho mucho es lo siguiente: si Alan García llega al poder, UPP será su dolor de cabeza, porque Humala va a tener un peso impresionante e histórico en las próximas elecciones regionales. De eso no tengo dudas…

–¿La formación militar de Ollanta Humala juega a su favor?
–En estas circunstancias donde el pueblo busca mano dura, sí. Aunque debo decir que a veces, desde el punto de vista psicosocial, hay algunas lagunas. Por ejemplo, un punto clave de error es que Humala haya dicho abiertamente que le cobrará a Genaro Delgado Parker el dinero que le debe al Estado. ¿Qué pasó? A los diez días, Genaro le sacó lo de Madre Mía. En otras palabras hizo que el enemigo se moviera más rápido que él…

“Para Nadine, nada de vestidos; sólo ropa de jóvenes: puro blue jean”
–Nadine Heredia es el brazo derecho de Ollanta Humala, ¿usted la pondría de sabueso para meterle puyas a Alan García en la segunda vuelta?
–Es buena en la oratoria. Yo sí la pondría mucho más al lado de Ollanta por tres cosas: su sencillez en el lenguaje, puede ganar la simpatía de los jóvenes y de las mujeres.

–Después de lo que significó Eliane Karp para el panorama político, ¿no cree que la gente puede decir: “y Nadine qué se mete si no es candidata a nada”?
–Pero puede meterse no como esposa de Humala, sino como fundadora de un partido. Ése es el argumento que le permite participar abiertamente del juego político.

–¿Nadine puede ser, entonces, la piedra en el zapato de García si la explotan como misil político?
–Allí tienen un resorte que no están explotando. Si ella se enfrenta a García le generaría un problema, porque no se achica. Su edad la hace ser impulsiva y guerrera. Tenga en cuenta que el espíritu de la juventud es ahora informal y no vota por juicios de valor, sino por una carga emocional específica.

A nuestra generación moderna no le interesa la ideología política, le interesa que le resuelvan los problemas. Por eso yo no le pondría a Nadine nada de vestidos; para la señora, la ropa de los jóvenes: puro blue jean.

Creo que le falto analizar la explosiva contracampaña que le organizo el APRA a Mario Vargas Llosa y que a la larga fue lo que hizo triunfador a Fujimori, pero no deja de ser muy interesante.
Perublogs Tag: UPP, APRA, Entrevista, Alan, Humala

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: